Primordial

Aunque en mi lista de “Cosas urgentes por hacer” el olvidarte fue la primordial, nunca la consideré mi favorita. Y eso porque algún día demasiado feliz en mi existencia, tú estabas cerca y yo te prometí con todo el amor del mundo que la parte de ti que me regalaste nunca se iría, y yo la cuidaría con devoción aún en los días más culeros que tuviéramos.

Aunque ya no hay de esos días, y mucho menos de los buenos, la parte de mi corazón que te amó un chingo te saluda de lejos y está satisfecha. Es que entre todas esas notas que guardo para momentos de intolerancia, encontré algo que me recordó sobre los círculos viciosos y la importancia de sacar lo que estorba en el alma. Mi voluntad ya no esta a merced de los impulsos idiotas y por ende cuando te busco ya no estás. Bueno, eso fue culpa de la relatividad de las cosas y que estabas primero en la lista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s